Qué harías si…

Dime, ¿qué harías si tuvieras todo lo que quieres? … ¿Si tuvieras todo aquello con lo que sueñas? Disfrutarlo, ¿no?

No obstante…
Perderías la ilusión de perseguir ese sueño,
de dormirte cada noche pensando en tu objetivo,
y de levantarte cada mañana con ganas de luchar por él.
.
Olvidarías las ganas de querer dar cada día un pasito más,
Y la incomparable sensación de sentirte orgullosa con cada pequeño avance.

En definitiva,
Perderías ese brillo en los ojos que sólo obtienes al pensar en lo que anhelas,
y esa ilusión que únicamente conserva

quien sueña con conseguir lo que desea.
.
.
.
Disfruta del camino.

NECESIDADES

quiero que no necesites todo aquello que no es imprescindible

¿Cuántos de nosotros nos hemos sentido “desnudos” cuando nos faltaba ese objeto que acostumbramos a llevar?

¿Quién no ha dicho en alguna ocasión que sin su café de la mañana era incapaz de ponerse en marcha?

¿Quién en medio del trabajo no ha tenido la necesidad de salir fuera a fumarse un cigarrillo?

¿Quién no se ha sentido nervioso e incómodo cuando se le ha agotado la batería del móvil y no tenía posibilidad de cargarlo?

¿Quién no ha sentido que sin su rutina nocturna no era capaz de conciliar el sueño?


¿Cuántos con el corazón roto han sentido que no podían continuar su vida sin esa persona a su lado?


Necesidades,
adicciones,
apegos.

De distintos grados e intensidades.
Disfrazados de objetos en su mayoría.
De costumbres o personas,incluso.

.

Todos ellos, en cierta medida, son anclas que nos limitan. Que nos atan.


Nos produce cierta incomodidad cuando nos falta ese “algo” que estamos acostumbrados a tener y sufrimos anticipadamente al imaginarnos que lo perdemos.

Pero la realidad es que…

El café se enfría, las personas se van, los objetos se deterioran.

Las circunstancias pueden no ser las que acostumbras que sean.

Por ello, espero y deseo que todas tus decisiones estén motivadas por tu libre elección y NO por necesidad.
-Que si fumas, sea porque realmente lo disfrutas.
-Que consigas activarte sin tu café.
-Que utilices los objetos sin que te conviertas en un esclavo de los mismos.
-Que si estás con una persona sea porque la quieres, y no porque la necesitas.

Quiero que comprendas,
que en muchos casos somos nosotros mismos quiénes nos creamos esas necesidades.

Quiero te que grabes a fuego,
que más allá de las necesidades básicas que todo ser humano debe cubrir, son MUY pocas las cosas que realmente necesitamos.

Quiero… que NO NECESITES todo aquello que no es imprescindible.

Alfileres

No te infles con un apellido, un cargo, una cuenta bancaria. Recuerda que vivimos en un mundo lleno de alfileres”

No he encontrado mejor frase para ilustrar la pérdida de humildad que supone para muchos el hecho de que la vida les sonría en un momento dado.


A veces, no somos conscientes de lo cambiante que es la vida y, por ende, nuestras circunstancias.

Damos por hecho que lo que tenemos siempre nos va a acompañar, y eso no es más que una utopía demasiado alejada de la realidad.
.
Lo que hoy tienes, mañana puedes no tenerlo.
Hoy estás en un sitio, y mañana tu posición puede ser otra.
Hoy tienes a alguien a tu lado, pero mañana puede que esa persona ya no esté.

Esto no es una oda al pesimismo, ni pretendo fomentar el miedo.
Al revés. Es una lanza a favor de la importancia que tiene el saber apreciar las cosas que tenemos en el momento presente, sin perder de vista la idea de que nada es eterno.


Si estás donde quieres estar,

si tienes lo que deseas,

si las cosas van bien…

disfrútalo, pues no durará para siempre.
Mantén tu cabeza fría y, sobre todo, actúa con HUMILDAD. Recuerda que la vida da muchas vueltas. .

Si por el contrario…no tienes las condiciones más idóneas ni lo que necesitas. Si no estás donde quieres estar. Si las cosas no marchan todo lo bien que quisieras…
mantén tu cabeza bien alta, haz acopio de tu paciencia y ten siempre presente que esta situación, tampoco durará para siempre.

La vida es muy cambiante y en menos de lo que te imaginas, puede dar un vuelco inesperado

CICATRICES

Las cicatrices no son más que la forma que tiene la vida de RECORDARNOS que un día estuvimos heridos, pero conseguimos salir adelante.

Aunque las cicatrices no son agradables a nivel estético, deberíamos poder revertir nuestra forma de pensar con respecto a ellas, y en lugar de intentar ocultarlas o camuflarlas a toda costa, como todos solemos hacer, deberíamos ser lo suficientemente valientes de exponer esas pequeñas marcas e incluso poder decir con orgullo:

Estuve herida pero conseguí curarme, y esto lo demuestra”

Y no sólo hablo de las cicatrices del cuerpo, hablo también de las del alma.

Las cicatrices del alma son en cierta medida bellas.
De hecho, creo que las personas más bellas a nivel interior son aquellas que alguna vez estuvieron heridas.
Pues son precisamente éstas las que un día se rompieron y tuvieron el valor de reconstruirse.

EL MIEDO

¿Qué es el miedo?¿Cuándo aparece?

El miedo se hace presente cuando crees que puede hacerse real eso a lo que tanto temes.
Cuando consideras la posibilidad de que ese pensamiento que ronda tu cabeza pueda materializarse.
Aparece cuando piensas que puedes perder objetos, personas, e incluso situaciones de las que gozas actualmente.Eso es lo que todos creemos que es.

Sin embargo… el miedo, ese sentimiento tan humano que todos experimentamos en ciertos momentos de nuestra vida, no es al suceso en sí, sino a nuestra reacción a dicho suceso.
Nuestro temor es en realidad, a nuestra capacidad para poder afrontarlo.

Tememos que, en caso de que ocurra eso que tanto miedo nos provoca, no vamos a poder hacer frente a dicho acontecimiento.

No en vano, cuando crees que serás capaz de hacer frente a todo lo que la vida te presente, cuando confías en tus propias capacidades para salir adelante en cualquier situación,
es entonces, y sólo entonces, cuando la mayoría de temores desparecen.

la comodidad

Las personas por naturaleza, buscamos por encima de todo la comodidad y la satisfacción de nuestras necesidades en todas las esferas de nuestra vida y a todos los niveles.

En base a esto, (y como es lógico) TODOS huimos del sufrimiento y de cualquier tipo de incomodidad que en la vida se nos pueda presentar.


Incluso, a veces, vamos un paso más allá e intentamos anticiparnos a posibles acontecimientos negativos que puedan suceder en el futuro, para así poder evitarlos.

Sin embargo, si cambias tu perspectiva y consigues tomar las dificultades y las incomodidades de la vida como RETOS , no harás sino crecer, mejorar, progresar, y avanzar.

Tu manera de ver las cosas, y por ende, de afrontarlas, cambia radicalmente cuando consigues transformar tu forma de ver las cosas, convirtiendo cada problema en RETO, y cada incomodidad en una oportunidad para poder crecer a nivel personal.
.
.
.
.
.•Marian.• .
.

Confinamiento y soledad


El pavo real no pierde ni un ápice de su majestuosidad estando en soledad…

En nuestra vida habrá situaciones y momentos que podremos controlar y habrá otros que inevitablemente escapen a nuestro control.


Una de las cosas que NO podemos controlar es la situación que estamos viviendo actualmente, donde estamos a expensas de lo que los científicos, políticos y demás autoridades decidan hacer con nuestro futuro.


No obstante, hay cosas en las que tenemos una gran influencia, y es donde deberíamos poner nuestro foco: nosotros mismos.


Aprovecha este aislamiento social y esta soledad que nos han impuesto para construirte, para mejorarte, para aprender.
Pues, aunque todo lo de alrededor se desmorone, tendremos dentro de nosotros las herramientas más poderosas para hacer frente a todo lo que la vida nos ponga por delante.

Sé como el pavo real, que no pierde ni un ápice de su majestuosidad estando en soledad…

El otro día escuché un podcast en el que trataban un tema que consiguió despertar  mi curiosidad.

Dicho audio comenzaba relatando el caso de una chica que encontrándose en compañía de un amigo, expresaba su tristeza y malestar después de un suceso.

La chica en cuestión, comentaba que se sentía así después de haber recibido un regalo de cumpleaños por parte de su pareja.El chico no lograba comprender por qué sentía tristeza después de tan bonito acto.

Ella expresaba que la persona de quien había obtenido dicho regalo era alguien muy especial para ella, y que dada la estrecha relación que les unía, esperaba le hubiera obsequiado con un presente más grande, más caro.

El chico intentaba hacerle entender que debía agradecer el detalle, puesto que esa persona especial se había acordado de ella. Pero ambas partes no se ponían de acuerdo. Ella continuaba sintiendo malestar y él no lograba comprenderla.

Se puede decir que ambos hablaban lenguajes distintos.

Todos en algún momento nos hemos sentido así. Todos nosotros en algún momento de nuestra vida hemos sentido la impotencia de intentar razonar con una persona y, pese al esfuerzo empleado, acabar sin entendernos. Seguramente incluso hayáis tenido la sensación de hablar idiomas distintos.

Por otro lado,

¿Cuántas veces habremos escuchado a una persona decir que prefiere que le demuestren las cosas antes que escuchar palabras vacías ? y el caso contrario….

¿cuántas otras hemos escuchado a una persona quejarse de que su pareja no le dice “cosas bonitas”?


En el caso de la chica angustiada por haber recibido un pequeño obsequio el día de su cumpleaños, es un claro ejemplo de una persona que habla el lenguaje de los regalos.

Un lenguaje que, dada la situación ocasionada, no es el prioritariamente hablado por su pareja.

wallpaper-2594020

Con toda seguridad podemos desprender de esta situación, que ella le hubiera regalado a su novio un objeto más costoso, más caro.

El hecho de opinar que la otra persona no ha actuado de la manera que ella considera más apropiada, ha provocado en ella en unos sentimientos negativos que han desembocado en la sensación de no sentirse querida.

Sin embargo, que una persona actúe de una manera que para nosotros no es la adecuada no quiere decir necesariamente que no nos aprecie. Es posible que esa persona esté proporcionándonos amor a través de otros actos. Pero es posible también, que esa manera no sea las más adecuadas para nosotros.

Según Gary Chapman existen 5️ lenguajes del amor. Chapman (2009) sostiene que todos en mayor o menor medida expresamos nuestro amor hacia los demás a través de esos 5 lenguajes existentes. Sin embargo, existen 1 ó 2 predominantes en cada uno de nosotros a través de los cuales exteriorizamos nuestro cariño hacia los demás, e igualmente un par de ellos preferidos a la hora de recibirlo.

Así, hay personas que hablan el lenguaje de los regalos, y otras el de los actos de servicio. Otros consideran que no hay regalo más valioso que el tiempo invertido en una persona y probablemente esa sea su manera de mostrar gratitud.

Otrxs se sienten cómodxs expresando cariño a través de palabras y los hay que prefieren el contacto físico.

Ambos lenguajes de preferencia suelen coincidir, pero no tiene por qué ser siempre así.

Las personas que hablan el lenguaje de los regalos, se sienten cómodas expresando su amor a través de obsequios. Normalmente, dicha persona se sentirá querida dependiendo del tamaño del presente recibido o la elaboración del mismo. Sienten que el dinero y/o el tiempo empleado en el mismo está en consonancia con lo que dicha persona los aprecia.

Trasladándolo al contexto laboral, es el caso de los líderes de una empresa que todavía obsequian a sus empleados con una cesta de productos por Navidad. Ellos están hablando el lenguaje de los regalos.

Otras personas expresan su amor a través de las palabras. Son aquellas a las que les gusta decir constantemente cuánto quieren a la  persona, lo guapo/a que está ese día, o lo bien que le sienta ese pantalón.

En consonancia, son las mismas que miden el amor que la otra persona les tiene según la cantidad de palabras bonitas que reciben.
Trasladándolo al ámbito laboral, serían los jefes que felicitan a sus empleados diciéndoles lo bien que han realizado ese informe o lo orgulloso que están de su progresión en la empresa.

Para otras personas, el mayor regalo que pueden recibir de alguien es el tiempo que pasan junto a ellas.
Para las personas que hablan dicho lenguaje, obtener y regalar “tiempo de calidad” es lo que más valoran y la manera que tienen de expresar su amor.
Lo que más desean es que su pareja o amigos pasen tiempo junto a ellas. Y es eso precisamente lo que las hace sentir queridas.

En el contexto laboral, dichas personas valoran que su jefe dedique tiempo a hablar con ellas, y en el caso del superior, es aquel que, por ejemplo, se esfuerza por hacer reuniones individuales con cada uno de sus empleados.

Hay otras personas que manifiestan su amor a través de actos de servicio.

Son aquellas madres que expresan el amor que sienten hacia su hijo haciéndole su comida favorita. O la madre que ayuda a esa otra hija con las labores del hogar.

En el ámbito laboral, es el caso del empleado que ayuda a su compañero a realizar una tarea.

Estas personas se sentirán agradecidas y queridas cuando las ayuden con sus tareas u obtengan favores de la otra persona.

El contacto físico es el lenguaje universal por excelencia  Utilizado no sólo por las personas, sino también en el reino animal. Es el caso de los abrazos, besos o caricias.

Hay personas cuya forma de expresar cariño es a través del contacto físico. Son las personas que usualmente categorizamos como cariñosas.
Entre compañeros de trabajo, es aquella persona que pone la mano en el hombro o toca el brazo de la otra persona al hablar con ella. O el caso del jefe que da una palmadita en la espalda a su empleado.

Cada persona tiene sus preferencias a la hora de expresar o recibir amor.

En muchas ocasiones, la manera en que una persona demuestra amor es la preferida a la hora de recibir.
Pero no siempre es así.

A veces, si una persona recibe amor a través de un lenguaje que no es de su preferencia, es posible que no se sienta amada, con las consiguientes consecuencias que esto puede suponer en la relación, sea esta del tipo que sea.

Por ello, es de gran utilidad que hagamos un ejercicio de instrospección personal, con el objetivo de identificar el lenguaje en el que nosotros mismos expresamos amor y sepamos cuál es nuestro lenguaje de amor de preferencia.

Una vez que tengamos claros ambos conceptos, seguramente nos sea de gran utilidad compartirlos con nuestra pareja, amigos y familiares más cercanos.

Nuestras relaciones con los demás mejorarán sustancialmente.

Para más info, tenemos el libro “Los 5 lenguajes del amor” de Gary Chapman, manual que habla de forma ampliada acerca del tema.
Me queda pendiente leerlo. 😊

Feelings

Un jarrón puede caer al suelo y quebrarse en mil pedazos.
Podemos afanarnos en unir sus trozos, y, después de mucho esfuerzo llegar a conseguirlo. Pero el jarrón ya no lucirá como antes de que se quebrara.

Las grietas producto de aquella rotura permanecerán visibles para siempre.

Un incendio puede asolar un bosque dejándolo completamente calcinado. Después del suceso, lucirá sin animales, sin vegetación, sin vida.
Un silencio sepulcral invadirá la zona durante algunos días…
Con el transcurso de los meses, irá creciendo nueva hierba. Después, será el turno de los arbustos y puede que incluso algunos de los árboles calcinados consigan repoblar sus ramas y reparar sus troncos.

Con el paso del tiempo, los animales volverán a corretear por la verde hierba y a cobijarse entre sus jóvenes matorrales.

Los pájaros volverán al lugar para anidar entre las ramas de los árboles y podrán deleitarnos de nuevo con sus felices cànticos.

Sin embargo, el bosque nunca volverá a ser el mismo de antes.
Nuevos árboles crecieron en sustitución de los que murieron, e incluso aquellos que consiguieron repararse ya no lucen como antes.

No obstante, hay algo que no puede cuestionarse:

Si nos pusiéramos a remover las tierras calcinadas, pasaran los años que pasaran seguramente encontraríamos los vestigios de aquel incendio que asoló el bosque tiempo atrás.

Lo mismo sucede con las personas.

Después de una tormenta de emociones que han sido producto de un suceso importante en nuestras vidas, ya nada vuelve a ser igual.

Podremos ser mejores o peores seres humanos. Pero nunca los mismos.

Y tan sólo un número reducido de personas conseguirán ahondar tan dentro de nosotros que logren ver los vestigios de un pasado que permanecerá siempre con nosotros.

CICLOS

¿Estamos predestinados a que nos sucedan las mismas cosas una y otra vez?

Se dice que la mejor forma de predecir el futuro es echando la vista atrás.

De esta forma, si queremos saber qué sucederá en el mundo en las próximas décadas es posible que no haga falta más que consultar los acontecimientos históricos publicados en los libros de historia. Echando una ojeada en dichos manuales podremos saber a “grosso modo” , no solamente qué ha sucedido en el pasado, sino también qué sucederá en el mundo en un futuro próximo o lejano.

Según esta teoría, los acontecimientos de historia de la humanidad son cíclicos y se repiten debido a que las actuaciones de la humanidad irían repitiéndose de igual forma.

Entonces… a nivel personal… ¿es posible que estemos condenados a que sucedan en nuestra vida los mismos hechos? ¿A que cometamos los mismos errores de antaño? ¿Acaso no es verdad eso que dicen, que el ser humano tropieza con la misma piedra una y otra vez?

Es difícil cambiar un pensamiento que hemos interiorizado hasta el punto de que ha pasado a formar parte de nuestra personalidad… Ese pensamiento es el que nos lleva a adoptar patrones de conducta que acaban por traducirse en acciones. Y son precisamente esas acciones las nos llevan a obtener el mismo o parecido resultado una y otra vez… Probablemente, en muchos casos echemos la culpa al destino o a la casualidad. Sin embargo, hay una cosa que es segura: gran parte de lo que obtengas dependerá de tus pensamientos.

Cambiemos nuestros pensamientos y con ello, desafiemos a la teoría.

Reescribamos nuestra propia historia.